Siempre he pensado que cuanto más atractiva y amena se haga la formación, más se aprende. Esto es obvio. Tiene que ver con “Juguetizar” la formación.

En esta línea, ayer aprendí un nuevo concepto: Gamificación. El creador de este concepto es Mihaly Csikszentmihalyi esboza su teoría de que la gente es más feliz cuando está en un estado de “fluir”- concentración o absorción completa en la actividad o situación en la que se encuentran. Es algo así como “embrutecerse” con algo, que hace que el tiempo, el hambre o el sueño se olviden.

Sin llegar a extremos, el concepto y el estudio de las características de esta experiencia óptima, el aprender qué de bueno hay detrás de ese “embrutecimiento” y saberlo aprovechar para entusiasmar a nuestros estudiantes, trabajadores, hijos, etc. me parece digno de estudio.

Un par de artículos interesantes sobre este tema:

Fluir, gamificación y la felicidad en el trabajo

Gamificación para motivar a los empleados en los planes de formación organizacional.