¿Eres “digital”? ¡¡Puedes ayudar a reducir la brecha!!  1

María, mi IPad y su puzzle

Hace tiempo escribía sobre la Brecha Digital. Hoy quiero retomar este tema. Empiezo compartiendo un vídeo:

Es mi hija pequeña con 2 años el primer día que cogió mi Ipad. Increíble como hace el puzzle ¿verdad?
Hoy, un año después escucha cuentos, aprende vocabulario en inglés, hace fotos y muchas cosas más.

Y estoy convencida que, con una orientación y dosis adecuada las Nuevas Tecnologías no hacen más que sumar. Para comunicar, para compartir, para aprender, para ejercitar, para gestionar, para acompañar, para estudiar, para descubrir, para atender, para crecer, para un largo etc. Vemos multitud de ejemplos del buen uso de las tecnologías cada día.
Pero, por otro lado, todavía son muchos los adultos que escogemos el móvil en función de su sencillez y que utilizamos las tecnologías de la información cuando “no hay más remedio”. O hay quien no “se fía” o no le convence eso de tener sus datos “en la nube” o compartir a través de redes sociales.

Y nuestros abuelos o padres aunque siguen prefiriendo la comunicación “real” a través de medios tradicionales. Pero… cuando tienen y entienden Whatsapp de pronto sus seres queridos están más cerca, dándoles cariño, aunque sea a través de la pantalla del móvil. Y eso les hace felices, a sus visitas “reales” le suman los “Buenos días” y “Que descanses” en el móvil.

Sin duda, la brecha digital es evidente y supone uno de los mayores quebraderos de cabeza para los países desarrollados.

Me gustaría repasara qué dice la literatura respecto a la brecha generacional, definiendo tres o grupos claramente diferenciados (y muy lógicos). ¿En qué grupo te encuentras tú?


- Nativos digitales: Nacidos inmersos en la tecnología, por lo que tienen un manejo instintivo de las herramientas tecnológicas y prefieren los medios digitales a los tradicionales. Sus relaciones sociales son a partir del uso de la tecnología (redes sociales virtuales), con comunicación en tiempo real y digital permanente en la mayoría de los casos. Internet es su fuente de conocimiento, navegación sin límite.

- Inmigrantes digitales: Seguimos comenzando las tareas o trabajos por el papel y finalizándolos en lo digital, de forma que normalmente alternamos tanto los medios tradicionales como los digitales. Pero el aprendizaje del manejo de las herramientas tecnológicas es para nosotros empírico. Aunque cada vez dominamos más la tecnología, la utilizamos de acuerdo a nuestras necesidades, así mismo la navegación y comunicación es selectiva, en función de la necesidad que tengamos que cubrir.

- Analfabetos digitales: Tienen poco o nulo contacto con la tecnología, prefiriendo siempre las relaciones sociales a partir del contacto físico o directo, para ellos esta es la comunicación “real”, los medios tradicionales. Su gran dificultad para el manejo de la tecnología hace que el contacto con ella sea normalmente a través de un tercero (hijo, nieto, etc.)

El envejecimiento de la población es un hecho (artículo). Y sin duda los mayores de 55 años son las más afectados por la brecha digital, por tanto debemos preguntarnos qué hacer para paliar o minorar este fenómeno, en definitiva, cómo potenciar la “inclusión” digital.
Algunas personas han intentado superar estas barreras asistiendo a cursos de introducción a la informática. “Yo no sé nada, mis nietos me ayudan cuando pueden. Pero, me da “apuro” molestarlos con mis problemas” ¿Nos suena?
Otra de las grandes barreras que deben superar las personas “analfabetas digitales” es el miedo debido a su desconocimiento de las nuevas tecnologías. No es sencillo desenvolverse con facilidad cuando se actúa con temor “Tengo miedo a utilizarlos por si meto la pata, borro algo o lo estropeo“.

Por tanto, vistas las características tanto de los analfabetos como de los inmigrantes digitales, creo que es fundamental para poder paliar la brecha digital, que la tecnología utilizada sea útil en el día a día. Es decir, hacerles ver que utilizándola mejora la vida de las personas, y por tanto de su entorno.
Además el compartir este uso con personas de diversas edades puede enriquecer la creatividad en la búsqueda de soluciones a un problema o preocupación determinada. Combinando el manejo de las herramientas digitales de las generaciones jóvenes con la experiencia de los mayores. El objetivo es que cada uso de la tecnología tenga un sentido práctico, sea parte de la solución de una necesidad individual, de un grupo de personas o de todo un colectivo.

Pero muchos de nuestros mayores no pueden hacerlo solos. Con este post os animo a vosotros Inmigrantes y Nativos digitales a ayudar a minimizar la brecha digital generacional ayudando a los que menos saben a descubrir el maravilloso mundo que se les presenta ante ellos, cómo su comunicación mejorará y florecerá una fuente prácticamente inagotable de enriquecimiento, enriquecimiento mutuo porque ellos tienen seguramente muchísimo que aportar. GRACIAS.

Termino con un vídeo, espero arrancar unas sonrisas.

 

Ya sabes que si te ha gustado este post, estaré encantada de que lo compartas :-D

Facebook Twitter Plusone Linkedin Email

No Comments Yet

Deja un comentario

Email not published ( * Required )


+ 7 = quince

Optionally add an image (JPEG only)